Hey...! únete a la comunidad
en Facebook y Google+





Archive Pages Design$type=blogging

Edmund Kemper, el gigante decapitador

En esta ocasión hablaremos sobre un asesino aterrador, un verdadero monstruo, con una altura de 2,05, 136 kilos de peso y un coeficiente intelectual de 145, Edmund Kemper es probablemente uno de los asesinos en serie más aterradores de la historia.


En esta ocasión hablaremos sobre un asesino aterrador, un verdadero monstruo, con una altura de 2,05, 136 kilos de peso y un coeficiente intelectual de 145, Edmund Kemper es probablemente uno de los asesinos en serie más aterradores de la historia.


Nació en Burbank, California, en 1948, en el seno de una familia conflictiva, particularmente su madre, quien era terrible, llegando a enviarlo a vivir al sótano de la casa por miedo a que abusara sexualmente de su hermana menor.

Su primera víctima es el gato de la familia. Lo enterró vivo y le cortó la cabeza, la cual llevó orgulloso a su casa como trofeo.

A los 13 años volvió a matar, en este caso un gato callejero, que mató a machetazos, y luego llevó sus restos a la casa, donde fueron descubiertos por su madre, quien inmediatamente lo manda a vivir con sus abuelos en una granja.

La vida con sus abuelos no fue del agrado de Edmund, quien aprovechando la ausencia de su abuelo, tomó un rifle calibre 22 y le disparó a su abuela; rematándola a cuchilladas. Al llegar su abuelo, también fue asesinado por el entonces quinceañero Ed.

Luego llamó a su madre y le contó lo que había hecho, ella llamó a la policía, a quienes le explicó que él: "sólo quería ver qué se sentía al asesinar a su abuela" y mató a su abuelo porqué sabía que se enfadaría por haber matado previamente a la abuela.

Edmund fue internado en el Hospital Estatal de Atascadero, en donde además de hacerse amigo de su psicólogo, se convirtió en su asistente. Gracias a su inteligencia, se ganó tal confianza del doctor que se le permitió el acceso a las pruebas aplicadas a otros internos. 

Gracias al aprendizaje que obtuvo de estas pruebas impresionó a su médico y consiguió el alta - algo muy discutido por otros médicos - demostrando después que había sellado para siempre su historial juvenil. Una vez libre se fue a vivir con su madre a Santa Cruz (California).

Para aquel entonces ya medía 2,05 metros de estatura y pesaba unos 135 kilos.





El "gigante asesino" no elegía sus víctimas al azar, las sometía a un cuestionario escrupuloso preparando con anterioridad siendo absolutamente necesario que correspondan a la imagen que tiene de las estudiantes que su madre le había prohibido frecuentar.

En mayo de 1972 recogió en su auto a dos autostopistas de 18 años, las llevó a un sitio apartado y allí las mató a puñaladas. Luego, trasladó los cuerpos a casa de su madre, les sacó fotografías con una Polaroid, las descuartizó y les cortó la cabeza, al día siguiente enterró los cadáveres en las montañas cerca de las inmediaciones y arrojó las cabezas a un barranco.

En septiembre de 1972, cuatro meses después, mató a otra joven de 15 años de una manera similar, recogiéndola cuando hacía autostop, estrangulándola, violando el cadáver y llevándoselo a su casa.

Su inteligencia era como su talla, sobresaliente. Según los registros de la prisión, su cociente intelectual era de 145

Recluido como un preso y obligado a sentirse culpable y peligroso cuando no había hecho nada malo, se fue obsesionando con la idea de matar. Cuando sus padres se separaron, mató y descuartizó a los dos gatos, (según los dos investigadores, la crueldad infantil hacia los animales es el rasgo principal de los tres que caracterizan la personalidad del asesino múltiple. Las otras dos son la piromanía y la enuresis o incontinencia urinaria durante el sueño).

Kemper trató una vez de entrar a formar parte de la Policía de Carreteras de California, pero lo rechazaron. (También esta característica es común en muchos de estos criminales. Si se tiene en cuenta que la mayoría de ellos son individuos fracasados y resentidos, no es de extrañar que en algún momento se ilusionen con la idea de convertirse en policías, que son los representantes de la autoridad e inspiran respeto).

Kemper les contó que posteriormente frecuentaría los sitios de reunión de los agentes y entablaba conversación con ellos, lo cual no sólo le hacía sentirse integrante del grupo sino que le proporcionaba información reservada sobre el avance de las investigaciones de sus crímenes.

Una inquietante anécdota que los investigadores relataban, es que al final de la tercera entrevista, Robert Ressler aprieta el timbre para llamar a la guardia, llama tres veces en un cuarto de hora. Sin respuesta Kemper advierte a su entrevistador de que no sirve de nada ponerse nervioso, pues es la hora del relevo y de la comida de los condenados a muerte, y agrega que nadie contestará a la llamada antes de otro cuarto de hora por lo menos: "Y si de repente me vuelvo loco, vaya problema que tendrías , ¿verdad? Podría desenroscarte la cabeza y ponerla encima de la mesa para darle la bienvenida al guardia...".

Nada tranquilo, Ressler le contesta que esto no volvería más fácil su estancia en la cárcel. Kemper le responde que tratar así a un agente del FBI provocaría, al contrario, un enorme respeto entre los demás prisioneros. "No te imagines que he venido aquí sin medios de defensa", le dice Ressler. "Sabes tan bien como yo que está prohibido a los visitantes llevar armas", responde Kemper, mofándose.

Conocedor de las técnicas de negociación Ressler intenta ganar tiempo. Finalmente, el guardia aparece y abre la puerta, Ressler suspira con alivio. Al salir de la sala de entrevistas, Kemper le dirige un guiño y poniéndole el brazo sobre el hombro, le dice sonriendo: "Ya sabes que sólo bromeaba, ¿no?".



Culturizando

PERIJANEROS.COM / PIN: 7BAD0933
Nombre

Actualidad Apps Bajar de peso Chicas Cocina como ganar dinero Décimas Dinero Emigrar Entretenimiento Forex Interés Inversiones Los que se fueron Random Salud Sexualidad Sexys Sucesos Tecnología
false
ltr
item
ReportealDia │ Información para emigrar de Venezuela: Edmund Kemper, el gigante decapitador
Edmund Kemper, el gigante decapitador
En esta ocasión hablaremos sobre un asesino aterrador, un verdadero monstruo, con una altura de 2,05, 136 kilos de peso y un coeficiente intelectual de 145, Edmund Kemper es probablemente uno de los asesinos en serie más aterradores de la historia.
http://2.bp.blogspot.com/-sr8CVfHxR00/U4Y2WmYtTTI/AAAAAAAABCs/--fi2kghpyM/s1600/Edmund_Kemper_(mug_shot_-_1973).jpg
http://2.bp.blogspot.com/-sr8CVfHxR00/U4Y2WmYtTTI/AAAAAAAABCs/--fi2kghpyM/s72-c/Edmund_Kemper_(mug_shot_-_1973).jpg
ReportealDia │ Información para emigrar de Venezuela
http://www.reportealdia.com/2014/05/edmund-kemper-el-gigante-decapitador.html
http://www.reportealdia.com/
http://www.reportealdia.com/
http://www.reportealdia.com/2014/05/edmund-kemper-el-gigante-decapitador.html
true
2057952931042180970
UTF-8
No se han encontrado publicaciones VER TODO Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio PÁGINAS POSTS Ver Todo CONTENIDO RELACIONADO SECCIÓN ARCHIVO SEARCH No se ha encontrado ninguna publicación relacionada Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mier Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace una hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago Hace más de 5 semanas